Liberalismo militante

POR MAL CAMINO [La política de defensa]

Escrito por rigofa 27-03-2007 en General. Comentarios (0)
EDITORIAL

POR  MAL CAMINO.


La política de defensa debe de ser nacional en el más hondo sentido de la
palabra. Más que ninguna otra, porque trata nada menos que del mecanismo de
protección de la propia patria, de la nacionalidad, del más alto valor que una
persona puede apreciar, después de Dios.

Mas allá de ideas políticas y de apreciaciones acerca de la conducción de la
sociedad,  de su gobierno, debe de haber un punto en común que articule las
visiones diferentes y las conjugue en un común denominador. Éste debe ser el
concepto de la defensa nacional, pues los valores que se aspira a proteger son
los comunes y propios de todos los orientales.

Hace mucho tiempo que se sostiene desde el Herrerismo, aún desde el ejercicio
de la presidencia por parte de Luis Alberto Lacalle, que es necesario adaptar
las FFAA a las distintas misiones que les caben en cada una de las hipótesis
de su empleo. Definir las hipótesis reales como antecedente de adecuar el
medio al fin fue la consigna. En ese sentido recomendamos a nuestros lectores
acceder  la sección documentos de esta página  y allí encontrarán este tema
extensamente desarrollado.  Así fue que desde al Instituto Manuel Oribe se
generaron jornadas de análisis de una nueva política de defensa.

El actual gobierno ha hecho circular entre sus legisladores un proyecto de Ley
de Defensa. Lo comentaremos cuando tengamos acceso al mismo, pues no nos
fiamos íntegramente de las versiones periodísticas y en tan delicada materia
debemos de ser muy rigurosos en la información.

Es en medio de esta tramitación que surge la peregrina y peligrosa idea de
militarizar la sociedad, de dar instrucción militar a la juventud y de ir
formando una milicia “para la defensa de los recursos” del país.
 
 Doblemente peligrosa para los mejores intereses de nuestra patria es la
mencionada iniciativa.

 Ante todo y en notoria copia de ciertas ideas  argentinas, el borrar las
fronteras cuando se habla de defensa. Las FFAA tienen un límite territorial de
actuación que es el del país. Alentar cambios en esta materia es invitar a los
vecinos, siempre voraces, a que nos incluyan bajo su “protección” o que
reaviven la antigua doctrina de las “fronteras vivas” que estuvo de moda en el
Brasil. Esta teoría política rasa con otro proyecto que por suerte matamos a
tiempo que era el del “MERCOSUR  militar” que otros ansiosos antinacionales
quisieron poner en marcha.

Por otra parte la sugerencia calza muy bien en los planes “bolivarianos”, con
milicia popular armada y por ende con anarquía y guerra civil o dictadura
popular garantizadas.

La erosión de las bases de la sociedad  es un plan marxista muy antiguo y
conocido. Vemos que en algunas mentes no ha desaparecido.  Esperamos que desde
el gobierno, se desautorice semejante disparate.  

Fuente: SEMANARIO PATRIA DIGITAL.

Comunicado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en la Argentina

Escrito por rigofa 27-03-2007 en General. Comentarios (3)

Comunicado de AVTA
 
Reclamo por crímenes terroristas
 
 
 
La Asociación de Víctimas del Terrorismo en la Argentina (AVTA) abogó ayer mediante un comunicado de prensa por el deseo de que se haga justicia con "todos los trágicos hechos" que el país vivió durante la década de los 70, "sin distinción de origen ni ideología".

La agrupación expresó su "descontento e incomprensión" respecto de los reiterados dichos del presidente Néstor Kirchner acerca de la violencia política de aquellos años. A su juicio, el jefe del Estado "omitió siempre" referirse a la acción de los grupos guerrilleros.

"Como si los crímenes no existieran; como si los culpables no existieran, como si las víctimas no existiéramos", sostiene AVTA.

En el texto, firmado por Arturo C. Larrabure (presidente de la agrupación), se señala: "En alguna oportunidad esta Asociación pensó que pasar a una nueva hoja del libro de nuestra historia era el mejor camino para comenzar a construir el futuro. Nuestra intención fue maliciosamente interpretada por las autoridades, que respondieron gritando «piden impunidad», cuando nuestro deseo era el de una paz definitiva para todos".

Además, se expresó la "voluntad de llegar a la imprescindible reconciliación" entre los argentinos.

Larrabure -cuyo padre, el coronel Argentino del Valle Larrabure fue asesinado en 1975- añadió que continuará la lucha en el Poder Judicial para que se reabran "todas las causas por terrorismo que en algún momento estuvieron bajo investigación desde 1960 a la fecha".
Fuente: LA NACIÓN  de Buenos Aires.

EL REGIMEN INVITA A EE.UU. A INVERTIR EN CUBA-PanaActual

Escrito por rigofa 27-03-2007 en General. Comentarios (0)
EL REGIMEN INVITA A EE.UU. A INVERTIR EN CUBA


 La ministra de Industrias Básicas de Cuba, Yadira García, dijo que La Habana daría la bienvenida a la inversión de compañías estadounidenses que quieran participar en los programas de exploración de petróleo de la isla. "Las leyes norteamericanas son las que hoy tienen las limitaciones para que en ningún campo de la economía las empresas norteamericanas hagan negocios con Cuba", dijo García. Cuba espera comenzar a perforar en el primer semestre de 2008 sus aguas profundas en el Golfo de México en busca de petróleo, declaró García el martes en rueda de prensa. La posibilidad de extraer crudo frente a sus costas ha despertado el interés de firmas estadounidenses, a las que las sanciones comerciales de 45 años contra la isla prohíbe explorar en aguas cubanas. El embargo de Estados Unidos impide todo intercambio comercial entre ambos países, excepto la venta de medicina y alimentos a Cuba. "Nosotros (...) no tendríamos limitaciones", enfatizó García. Proyectos de ley La industria petrolera de Estados Unidos ha promovido varios proyectos de ley para que sus empresas puedan iniciar lo antes posible las negociaciones con el gobierno cubano. Los senadores Larry Craig (republicano por Idaho) y Byron Dorgan (demócrata por Dakota del Norte) presentaron una moción para permitir a la compañías estadounidenses trabajar en aguas cubanas. En contrapartida, el Senado de EE.UU. presentó un proyecto de ley que busca sancionar a las empresas que inviertan en Cuba. La congresista cubanoamericana, Ileana Ros-Lehtinen (republicana por Florida), presentó un proyecto similar en la Cámara de Representantes. La Encuesta Geológica de EE.UU. calcula que la cuenca del norte de Cuba podría contener unos 4.600 millones de barriles de petróleo, con un potencial máximo de 9.300 millones de barriles y cerca de un billón de pies cúbicos de gas natural. La ministra García señaló que Cuba produjo en 2006 2,9 millones de toneladas de crudo, lo que equivale a unos 56.411 barriles de petróleo por día. El crudo producido actualmente en Cuba, extraído en la costa o en aguas cercanas, es pesado y contiene un alto porcentaje de azufre. Además, la isla importa alrededor de 98.000 barriles diarios de petróleo, en términos preferenciales, desde Venezuela. Socios potenciales García informó que el gobierno de Cuba y la petrolera española Repsol-YPF ya están negociando la contratación de una plataforma para la exploración de varios bloques. "Estamos trabajando en conjunto con Repsol para la plataforma que en el año 2008 debe venir para iniciar perforaciones en el primer semestre del 2008", dijo la ministra. La petrolera española se asoció en 2006 con la empresa estatal india Oil and Natural Gas y la noruega Norsk Hydro para realizar nuevas exploraciones en sus seis bloques. "El año próximo (2008) correspondería la perforación para comprobar y validar la existencia del petróleo. Eso, después, implicaría dos o tres años para poder consolidar la estructura, evaluar y desarrollar los campos que se vayan encontrando", comentó García. Rafael Tenreyro-Pérez, gerente de exploración de la empresa estatal Cubapetróleo, no duda que la zona económica exclusiva de Cuba en el Golfo de México, un área de unos 112.000 kilómetros cuadrados parcelada en 1999 en 59 bloques para la exploración extranjera, tiene petróleo. "La pregunta no es si hay o no hay petróleo. La pregunta es cuándo vamos a poder sacarlo", dijo Tenreyro-Péreza la agencia de noticias Reuters. Un total de seis petroleras internacionales, Repsol-YPF, ONGC Videsh, Norsk Hydro, la malaya Petroliam Nasional Berhad, la canadiense Sherritt International y la estatal venezolana PDVSA ya han contratado o manifestado interés en los bloques cubanos.

PanaActual
Panamá
Infosearch:
José F. Sánchez
Analista
Jefe de Buró
Cuba
Dept de Investigaciones
La Nueva Cuba
Marzo 21, 2007

Réquiem al comunismo-EL OBSERVADOR

Escrito por rigofa 27-03-2007 en General. Comentarios (0)

EDITORIAL

Réquiem al comunismo

Muchos vieron en Den Xiaoping a un sacrílego violador del templo comunista cuando aquel gigante de pequeña estatura que había sucedido a Mao Zedong empezó en 1978 a construir la China moderna, sacándola del pozo maoísta para incorporarla al mundo real. Casi tres décadas después la nación más populosa del planeta, convertida en potencia económica con un vertiginoso crecimiento de dos dígitos año tras año, acaba de dar otro paso histórico en su desarrollo al consagrar por ley la propiedad privada. Se trata de un avance verdadero, que contrasta con el desastroso retroceso del ?salto adelante? de Mao, cuya estructura colectiva de toda la producción bajo la mano férrea e ineficiente del Estado solo creó miseria y descontento.

La aprobación de la ley que oficializa la propiedad privada de empresas y bienes llevó 13 años de debates y 60 revisiones de su texto antes de ser aprobada por 2.299 miembros de la Asamblea Nacional Popular, el cuerpo parlamentario chino, con apenas 52 votos en contra. Este instrumento legal dista de eliminar todos los resabios de la dictadura comunista instaurada por Mao cuando ganó el control de China al derrotar a Chiang Kai-shek en 1949. La propiedad de la tierra sigue formalmente en manos del Estado, que la entrega a campesinos para su explotación por períodos de concesión de entre 30 y 90 años pero sin permitirles convertirse en sus dueños.

Pese a la apertura a la masiva inversión privada extranjera, el Estado mantiene monopolios de servicios de eficiencia despareja, como ocurre siempre con empresas públicas protegidas por la ausencia de competencia. Los derechos individuales, que se dan por sentados en una democracia, naufragan bajo una estructura que no admite disidencias políticas ni medios de comunicación opositores.

Pero estas fragilidades no reducen la trascendencia de haber reconocido oficialmente ahora el derecho a la propiedad privada, paso que integra la larga marcha china hacia una forma más moderna y justa de socialismo aunque aún le falte mucho para llegar a esa meta. El sentido de la nueva ley fue destacado por Wang Shengming, subdirector de la comisión de asuntos legislativos de la Asamblea Nacional Popular, como parte ?de la economía de mercado socialista?. Esta contradicción semántica entre economía socialista y economía de mercado refleja el complejo camino emprendido hace tres décadas por Den y continuado por Jang Zemin.

La desastrosa estructura económica impuesta por Mao sigue en proceso de desmantelamiento, aunque persisten incongruencias como la propiedad estatal de la tierra, los monopolios de servicios públicos y las restricciones a las libertades políticas y derechos civiles. Si se corrigen en los años venideros China habrá culminado su conversión en potencia de primer rango en el mundo moderno. Completará además el réquiem al comunismo, que sobrevive en esa nación como una etiqueta formal pero cada día más desvaída por el peso del realismo.

Fuente: EL OBSERVADOR.

El 24 de marzo que no se cuenta-Por Nicolás Márquez

Escrito por rigofa 26-03-2007 en General. Comentarios (1)

Subject: El 24 de Marzo que viví, participé y les cuento a Mis Hijos

El 24 de marzo que no se cuenta

Por Nicolás Márquez

En las primeras semanas de 1976, la guerra civil dominaba la escena y el gobierno de María Estela Martínez de Perón era impotente para controlarla. Ni el oficialismo quería seguir haciéndose cargo de una situación inmanejable ni la oposición quería reemplazarla.

Todos tenían los ojos puestos en las Fuerzas Armadas, para que solucionasen de oficio lo que la dirigencia política no sabía ni podía ni quería resolver.

El 27 de febrero, el comité nacional de la UCR publicó la siguiente declaración desestabilizadora: "El país vive una grave emergencia nacional... ante la evidente ineptitud del Poder Ejecutivo para gobernar... Toda la Nación percibe y presiente que se aproxima la definición de un proceso que por su hondura, vastedad e incomprensible dilación, alcanza su límite" (1). Desde meses antes, "el general Viola mantenía conversaciones con Balbín y Antonio Tróccoli. Juan Carlos Pugliese, futuro ministro de Alfonsín, defendía en 1975 la actuación del general Menéndez en Córdoba" (2).

Renombrados dirigentes de la oposición y del propio peronismo confabulaban en reuniones con militares y "hasta sindicalistas como Casildo Herreras iban a verlo a Videla para decirle que, aunque en público no podían declararlo, también ellos consideraban que el gobierno era un desastre, que eran sus amigos y que deberían tenerlos en cuenta después del golpe si finalmente lo llevaban a cabo...

Lorenzo Miguel, por su parte, visitaba al almirante Massera... Hasta el veterano dirigente radical Ricardo Balbín celebró una reunión secreta con Videla en una casa neutral. Allí... (Balbín) le espetó sin rodeos: "General, ¿van a dar el golpe?... Si van a hacer lo que yo pienso, háganlo lo antes posible; evítenle al país esta lenta agonía. Yo, como político, no voy a aplaudirlo, pero tampoco pondré piedras en el camino" (3).

El terrorismo sacaba provecho del desbarajuste institucional. Cometía salvajes asesinatos, mientras la clase política, para no contrariar la opinión popular, proclamaba desembozadamente la necesidad de orden y alababa sin cortapisas a las FF.AA.. Hasta el Partido Comunista, el 12 de marzo, "reiteró su propuesta de formación de un gabinete cívico-militar" (4).

Los días previos al 24 de marzo, los terroristas asesinaron a personalidades de muy alta envergadura, entre ellos el empresario Héctor Minetti, el coronel Héctor Reyes, el sindicalista Adalberto Giménez y, el 15 de marzo, en espectacular atentado explosivo en la playa del edificio Libertador, muere Blas García y resultan heridos 23 personas. "Verbitsky (Horacio) fue acusado de ser el conductor de ese atentado, durante el proceso promovido por el fiscal Juan Martín Romero Victorica en 1992". (5)

Los legisladores reconocían el caos y ratificaban su incapacidad de enfrentar la crisis.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sánchez Toranzo, afirmaba: "Doloroso es el precio que pagan los hombres de armas en el cumplimiento de los deberes que la hora les impuso. Que este sacrificio no sea en vano por la renuencia de la civilidad" (6); la entonces diputada Nilda Garré (hoy ministra de Defensa) denunciaba: "Las cotidianas desapariciones... y tantos otros hechos similares vienen formando un siniestro rosario de crímenes miserables que se suceden sin que un solo culpable sea identificado".

El senador radical Eduardo Angeloz, con esa imprecisión tan inherente a su partido de pertenencia arengaba: "Alguien tiene que dar la orden... alguien tiene que decir basta de sangre en la República Argentina". Pero la expresión más clara de lo que la clase política podía dar fue del diputado Molinari: "¿Qué podemos hacer? Yo no tengo ninguna clase de respuesta".

El líder máximo de la UCR, Ricardo Balbín, 48 horas antes del 24 de marzo, afirmó: "Hay soluciones, pero yo no las tengo". Ello no hizo más que verbalizar lo que se venía haciendo detrás de las cortinas: instigar a las FF.AA. a tomar la iniciativa.

Respecto de la guerra antisubversiva, suele argumentarse que la solución podía venir no ya por un "golpe", sino a través de una "salida política", tanto sea a partir de un juicio político o de nuevas elecciones.

Pero las posibilidades de "juicio político" se hallaban totalmente obstaculizadas (el PJ, que tenía mayoría parlamentaria, no quería "derrocar" abiertamente a la viuda de Perón) y, además, el hecho de pensar en que otro gobierno de jure iba a solucionar el caos terrorista e institucional no dejaba de ser una noble pero ingenua expresión de deseos, desmentida por la experiencia. Ya habían pasado ininterrumpidamente cinco presidentes de jure (Cámpora, Lastiri, Perón, "Isabelita" y, tras su "licencia", Luder), sin que ninguno pudiera efectuar una sola condena a ningún guerrillero (por el contrario, fueron amnistiados en mayo de 1973).

Otro slogan de la tan insistente como omnipresente Mentira Oficial es mencionar la cercanía entre la intervención cívico-militar y las elecciones (ante el caos, se había adelantado la fecha en que debían sustanciarse, fijándose el mes de octubre de ese año).

Cabe preguntarse: ¿quiénes eran los candidatos presidenciales del PJ, la UCR y el resto de las fuerzas? ¿Quiénes estaban en campaña? ¿A quiénes beneficiaban las encuestas? ¿Estaba confeccionado el padrón electoral? En efecto, no había candidatos ni campaña ni clima electoral, porque nadie quería ir a elecciones y todos, activa o pasivamente, esperaban ansiosos que las FF.AA. reemplazaran de una vez al gobierno decadente. Como si la guerra civil y el desgobierno fueran poco, los números económicos se desplomaban y la hiperinflación (según informe de FIEL) (7) arrojaba una proyección anual del 17.000% para 1976.

Los días previos al 24 de marzo, las declaraciones de personalidades y las notas de los diarios reflejaban el clima de terror y el desgarrador pedido de cambio de gobierno. "La Opinión" publicaba: "Un muerto cada cinco horas, una bomba cada tres" (19/03/76).

El 20, el mismo diario informaba: "Prácticamente un 90% de los argentinos habla hoy de la proximidad de un golpe de estado". Ese día, el dirigente justicialista Jorge Antonio manifestaba: "Si las FF.AA. vienen para poner orden y estabilidad, bienvenidas sean". Francisco Manrique, presidente del Partido Federal (por entonces la tercera fuerza electoral), afirmó: "Estamos asistiendo al sepelio de un gobierno muerto, al desalojo de una pandilla" (8).

El 21 de marzo, "Clarín" informaba: "Los legisladores que asistieron al Parlamento se dedicaron a retirar sus pertenencias y algunos solicitaron un adelanto de sus dietas"; el mismo día, "La Prensa" : "Hubo 1.358 muertos desde 1973 por acciones terroristas".

Al día siguiente (22 de marzo), el senador Fernando de la Rúa arremetió: "Es increíble que la presidente, que proclama su afición a los látigos, ni siquiera desmienta que su ex ministro y principal consejero, López Rega, siga alojado en su quinta madrileña, convertida en aguantadero de un prófugo de la justicia" (9). El 23, "La Opinión" titulaba: "Una Argentina inerme ante la matanza", y agregaba: "Desde el comienzo de marzo hasta ayer, las bandas extremistas asesinaron a 56 personas"; esa fecha, "La Razón" redundaba: "Es inminente el final. Todo está dicho".

Llega el 24 de marzo. Ante tal desconcierto, la Junta de Comandantes, acompañada y respaldada por toda la ciudadanía y los partidos políticos (incluyendo al PC), debió hacerse cargo de la conducción del país en medio de la guerra civil desatada por las bandas terroristas. Sin disparar una sola bala, las nuevas autoridades sustituyeron pacíficamente a "Isabelita". La consigna no era destruir las instituciones, sino conservarlas; no se pretendía quebrar el "estado de derecho" (como si hubiese uno), sino recomponer el "estado de deshecho".

El flamante gobierno obtuvo el beneplácito de todos los partidos políticos (que hoy desesperadamente se despegan de su "procesismo" de otrora).

De las 1.697 intendencias vigentes en la gestión de Videla, solo el 10% eran comandadas por miembros de las FF.AA.; el 90% restante, por civiles repartidos del siguiente modo: el 38% de los intendentes eran personalidades ajenas al ámbito castrense, de reconocida trayectoria en sus respectivas comunas, y el 52% de los municipios era comandado por los partidos tradicionales en el siguiente orden: "La UCR, con 310 intendentes en el país, secundada por el PJ (partido presuntamente "derrocado"), con 192 intendentes; en tercer lugar se encontraban los demoprogresistas con 109, el MID con 94, Fuerza Federalista Popular con 78, los democristianos con 16 y el izquierdista Partido Intransigente con 4" (10). La habilidad de los partidos políticos y sofistas coyunturales en hacerse los distraídos con respecto a las responsabilidades y cargos ocupados en el gobierno de facto ha provocado que las nuevas generaciones crean que el gobierno del Proceso cayó de un meteorito y se instaló mágicamente en el poder "contrariando la voz del pueblo".

Tanto la prensa internacional como los diarios más relevantes de la época apoyaban con fervor a las nuevas autoridades. Los siete jueces que en 1985 juzgaron a los comandantes fueron funcionarios judiciales del Proceso, y el fiscal de aquel polémico juicio, el Dr. Julio Strassera, fue nombrado fiscal y luego juez, precisamente, por Videla.

No se conoce ninguna denuncia por "violaciones a los derechos humanos" efectuada por estos hombres del derecho durante su desempeño como funcionarios de la "dictadura genocida". El redactor del libro Nunca Más y presidente de la Conadep, Ernesto Sábato, almorzaba distendidamente con Videla, lo adulaba en público, apoyó el Mundial 78 y respaldó la guerra de Malvinas.

En la población, el consenso sobre el Proceso no fue fugaz. Duró varios años. A pesar de la personalidad fría y poco carismática de Videla, al jugarse el Mundial de Fútbol en 1978, éste acudió a las canchas en seis cotejos, en los cuales fue ovacionado por la multitud. Cuando la selección nacional se alzó con el título, miles de ciudadanos fueron a festejar, no al Obelisco, sino a la puerta de la Casa de Gobierno, y Videla debió salir al balcón a saludar a la multitud que lo aclamaba.

Sólo al comenzar la década del 80, y ante un plan económico que con motivo de la crisis del petróleo internacional comenzaba a mostrar debilidades, el malhumor social empezaba a vislumbrarse, pero no por las supuestas "violaciones a los derechos humanos" acaecidas en la guerra antiterrorista, sino por las abruptas oscilaciones acaecidas en el tipo de cambio monetario.

Notas

(1) Citado en Responsabilidad Compartida, García Montaño (diario "La Opinión").
(2) Crítica a las Ideas Políticas Argentinas, Juan José Sebreli.
(3) De Isabel a Videla , Carlos M. Turolo (4) Ob.- Cit Juan José Sebreli.
(5) Verbitsky de La Habana a la Fundación Ford, Carlos Manuel Acuña.
(6) La Mentira Oficial, Nicolás Márquez (7) La Mentira Oficial, Nicolás Márquez
(8)Los Increíbles Radicales, M. H. Laprida.
(9) Ob. Cit. García Montaño, "La Voz del Interior".
(10) diario "La Nación", 25 marzo 1979.
(11) Otros datos fueron obtenidos del libro La Subversión, la Historia Olvidada - AUNAR).

Nicolás Márquez es abogado y periodista, autor del libro ?La Otra Parte de la Verdad? y de ?La Mentira Oficial, el setentismo como política de Estado?, de reciente aparición.